Delivery responsable

UN DELIVERY SOSTENIBLE, ES POSIBLE?

Si te gusta, ¡COMPARTE!

Entrevista a Núria Martínez: El delivery tiene que ser sostenible porque lo marca la ley y por responsabilidad de todos

Después de esta crisis, tendencias que venían apuntando maneras acelerarán su proceso y, en el sector de la restauración, una de ellas será el delivery.

Ante los trágicos datos del sector que apuntan a un cierre del 30% de negocios, para muchos esta práctica puede que sea la única manera de sobrevivir, a pesar cantidades ingentes de residuos plásticos que generará

¿Hay alguna manera de poner en marcha un delivery responsable? ¿Qué pasa con los plásticos y envases de un solo uso que necesita el delivery para existir? ¿Cuál es la mejor manera de evitar y gestionar todos estos residuos?

Para hablar de todo esto e informarnos de cómo poner en marcha un delivery consciente, responsable y sostenible, agradecemos la colaboración de Núria Martínez, una experta  y apasionada del tema. 

UN DELIVERY SOSTENIBLE ES POSIBLE

Núria Martínez es la Responsable de Cuentas Clave en Duni, empresa sueca proveedora de packaging y utensilios desechables para hostelería, con una misión empresarial basada en la sostenibilidad.

La función de Núria es asesorar a sus clientes y acompañarlos en el cambio hacia unos procesos más sostenibles,  a la vez que de informarles de nuevos materiales, reducción de residuos o reciclaje. 

Hola Núria,  muchas gracias por dedicarnos tu tiempo y contestar a nuestras preguntas, estamos seguro que será de gran ayuda para todos aquellos que quieran dar un paso adelante hacia al delivery, pero sin darlo atràs en sostenibilidad. 

Para comenzar quisiéramos que nos hablaras de la ley que entrará en vigor en el 2021 sobre la desaparición de plásticos de un solo uso

¿Crees que el sector está preparado para ello?

Respeto a la ley,  ésta ya está aceptada y en vigor, lo que está sucediendo es que el estado da un año de tiempo para que los restauradores se adapten, acaben sus actuales utensilios y puedan investigar y conocer  las nuevas alternativas e implantarlas. Aunque ya hace mucho tiempo que se habla de ello, muchos restauradores, hasta el momento de la “obligatoriedad” no se han puesto las pilas, y muchos de ellos, en estos momentos, siguen sin saber si la ley es firme, si se tiene que cumplir de verdad o no y qué es lo que tienen que cambiar. 

¿Crees que las administraciones son clave para lograr este cambio?

Rotundamente “sí”. Por desgracia vivimos en un país en el que la sociedad está empezando a pensar en el medio ambiente “solo empezando” por lo que no hay concienciación real, es por esta razón que, gran parte del sector, si no están obligados a algo no lo van a hacer. Las administraciones son claves en la implantación de las normativas y de hacerlas cumplir.  Hay comunidades, como Baleares, en las que se han adelantado y gran parte de estas nuevas normas ya son obligatorias. En otras, esperarán al final del tiempo de adaptación para obligar al restaurador a implementar la ley.

También y no menos importante, por parte de las administraciones, tienen la obligatoriedad de dotar a las empresas (públicas y privadas) de mejoras en la gestión de resíduos en cuanto a sus procesos de reciclado y compostaje.  Es imperativo modernizarse, tanto ampliando las plantas como actualizando y mejorando sus sistemas de cribado para una mejor separación y reciclaje de los desechos. Por otro lado, deben adaptarse al compostaje de nuevos materiales que aparecen en el mercado y que ya les empiezan a llegar.

Poco se puede hacer si el consumidor hace bien su trabajo de separación pero cuando llega al punto final los procesos no son correctos y gran parte de esto termina en un vertedero. Es una carrera de fondo a nivel de campañas de sensibilización al consumidor pero también en adaptación de las plantas para que el esfuerzo que hacemos tenga sentido y hacer desaparecer algunos falsos mitos cómo, «para qué voy a reciclar si todo va a parar al mismo sitio” o, “si reciclo estoy quitando el trabajo a mucha gente”, etc…

En estos momentos, estáis teniendo un aumento claro de la demanda ¿De cuanto? ¿Crees que el delivery puede salvar al sector?

En este preciso momento estamos teniendo un aumento de 3 y 4 veces más que hace tan solo 2 meses, debido a dos puntos esenciales: 

Punto 1) La idea de envases reutilizables desaparecerá y volveremos al envase de un solo uso. Muchísimos restauradores necesitan adaptar las medidas de higiene a la “nueva normalidad”.  Por ejemplo,  en los desayunos de hoteles muchos productos, los tendrán que exponer de forma individual en material de un solo uso. El Room Service pasará de tener los productos presentados en material reutilizable a presentarlo en envases de un solo igual pasará a los vasos de los festivales, etc. Este punto es muy serio, dado que las cantidades de residuos poco sostenibles aumentarán considerablemente sino trabajamos de una forma muy responsable.

Punto 2) Con la nueva normativa de aperturas parciales de los locales, todos ellos, para poder rentabilizar sus negocios, necesitarán complementarlos con take away o delivery, ya que si no lo hacen así, no podrán rentabilizar los gastos que les supone apertura diaria de sus locales.

Si no hubiera llegado el COVID-19, ¿Qué aumento en la demanda de este tipo de packaging estabais teniendo?

Se preveía alrededor de un 20%, en envases sostenibles, y menos en la apertura de nuevos proyectos de delivery, pero esta situación ha cambiado por completo el escenario actual.

¿Qué tipo de envase es el que más os piden vuestros clientes?

Lo que más piden es que sea sostenible, ya bien sea por que sea 100% reciclable como puede ser el RPET (plástico de botellas como las de agua), que es 100% reciclable en infinidad de veces, se recicla de forma muy sencilla y la huella de carbono, en su proceso, no es muy alta. O envases que sean 100% compostables, por lo que tirados en el contenedor marrón de los restos de comida, una planta compostadora lo convierte en abono para la tierra.

También empiezan a entender que no solo es importante como termina un material si no de donde proviene. 

Es importante que tenga certificaciones como la FSC que garantiza que proviene de bosques debidamente gestionados y certificados, ya que es imprescindible saber que no se están deforestando bosques esenciales para el mundo y que las personas que trabajan allí están en las condiciones laborales adecuadas, a parte de muchas otras cosas como que no hay explotación  infantil, ni animales en peligro de extinción o pueblos indígenas como puede pasar en el amazonas.

Es de este modo que podemos cumplir el “close de loop» sabemos la fuente de donde viene y sabemos que cuando termine su ciclo de vida volverá o a la tierra en forma de abono o al mercado en forma de otro envase o’producto

¿Para los que se inician en el delivery, qué tipo de packaging de menos a más responsables ofrece el mercado?

Esto, dependiendo de a quién le preguntes, la respuesta puede ser distinta.  Para mi, el material más sostenible, sería el bagazo que proviene de la caña de azúcar y es 100%  compostable.

Pero después tenemos materiales en los que tendríamos discrepancias, por ejemplo, el PLA o CPLA es un material que proviene del almidón de maíz o caña de azúcar (según el país donde se produzca) y también és 100% compostable, con lo que tiene que tirarse en el contenedor marrón para ser compostado, pero su similitud visual con el plástico, hace que casi nunca se recicle correctamente, con la problemática que si además lo tiramos en el contenedor amarillo en grandes cantidades deteriora los procesos de reciclaje de plástico teniendo que, en muchisimos casos, tirar todo el plástico que se está reciclando. 

También la huella de carbono de la producción del CPLA o PLA grueso, es más elevada, en su mayoría que la de RPET y siempre superior a la del bagazo, que para mi es la primera opción a escoger siempre que el material resista los ingredientes que vayas a poner en su interior.

Mi orden personal de MENOS a MÁS responsable con el medio ambiente sería, 

  1. Plástico PP o PE
  2. CPLA/PLA
  3. RPET
  4. CARTON compostable o reciclable
  5. BAGAZO
Tipos de envase. Delivery Sostenible

¿Qué diferencia de precio hay entre uno y otro?

Esto es muy relativo, ya que las calidades son muy distintas y los grosores, tanto de los plásticos como de los productos alternativos, no tienen nada que ver. También varía  según el uso que se le quiera dar. Quizá podríamos decir que en algunos casos el coste puede ser del 20% superior, en otros del 50% y en otros ser el mismo, hay que verlo para cada caso y producto.  Lo importante es que si se va a empezar con un delivery, es importante hacer el paso con lo que se pueda ya que hay envases que el coste no es muy superior pero son sostenibles. De entrada, aunque no sea el que preferiríamos, ya habremos dado un paso hacia la responsabilidad, y nuestra imagen nos lo agradecerá, igual que nuestros clientes. 

Por favor, explicanos la diferencia entre biodegradable y compostable 

Este es uno de los puntos más controvertidos en todas las consultas y visitas que hacemos. 

La palabra biodegradable quiere decir que algo se biodegrada, pero no es ningún certificado, tu y yo somos biodegradables, la mesa donde tengo el ordenador también.  La pregunta es ¿Cuánto tarda en biodegradarse cada cosa?  Cuando hablamos de envases tenemos que hablar de compostabilidad, un producto “compostable” tiene que tener una etiqueta de certificación del producto terminado, como he dicho en la pregunta anterior, certificado Ok Compost (que sería de los más estrictos) o cumplir la norma EN13432. Para ello han tenido que hacer pruebas y confirmar que el producto cumple dicha norma y darte el certificado correspondiente. Hay otros certificados de compostabilidad, que aunque no son de mi agrado ya que son muchísimo menos estrictos, también certifican envases, como puede ser el certificado americano ASTM D6400.

Siempre, los productos compostables lo han de ser,  conforme a las normas internacionales, no solo en el material principal, sinó también en las tintas y pegamentos. Estos envases para su aceptación deben ser testados en instalaciones de compostaje industrial apropiadas (EN13432 o AS4736) o domésticas (AS5810).

Biodegradable es tan solo una palabra, realmente no certifica absolutamente nada, se utiliza muchísimas veces de una forma genérica que hace que un producto parezca muchos más ecológico por que pone que es biodegradable, y He visto productos que son deribados del petróleo donde en el producto/catálogo, etc pone que es sostenible por que es “biodegradable”, pero mi pregunta es la de siempre… ¿en cuantos años?

Lo triste es que a la hora de comprar,  hay quien no compra el envase compostable certificado porque le han ofrecido otro más barato, pero falso que pone biodegradable y por desconocimiento del tema, ya piensa que así está siendo sostenible. 

¿Cómo podemos saber entonces si el envase realmente es compostable, que sello de garantía debería tener?

Para garantizar que un envase es compostable tenemos que tener, principalmente la etiqueta OKCOMPOS  o cumplir con la norma EN13432

¿Crees que el hostelero que está considerando un delivery,  está abierto a usar envases responsables?

Está obligado, muchos preferirían envases “baratos” pero como en su mayoría a finales de año tendrán la obligación de tener envases sostenibles, solo por eso ya tienen que estar abiertos, eso sí, muchos buscan los mas económicos, dentro de la obligatoriedad de ser sostenibles. Todavía no son muchos los que buscan además diseño e imagen, no lo ven como una necesidad inmediata, aunque poco a poco es un tendencia que aumenta.

¿Hasta qué punto crees que es cierto que queremos ser sostenibles cuando nos tocan el bolsillo?

Hay una encuesta europea que dice que el 55% de la población estaría dispuesta a pagar más por productos sostenibles. Sí es cierto que cada día se apuesta más por productos de cercanía “km 0”, se mira más qué envases se compran, como el tema de las bolsas compostables para la fruta y verdura reutilizables, etc, pero todavía estamos a años luz de muchísimos países, como pueden ser los nórdicos, entre querer ser y realmente ser sostenibles.

Es cierto que con los cambios climáticos que estamos viviendo en nuestras propias tierras, con las catástrofes naturales, lluvias torrenciales que han inundado y destruido áreas enteras, y ahora el Covid-19, mucha gente se está preguntando, si todo esto esta relacionado con el maltrato que le damos al planeta. Mucha gente ahora parece que empieza a despertar y quiere empezar a ser sostenible.  Lo único, que muchas veces no saben como, o si lo saben, en su zona es complicado. Sigo viendo muchos pueblos y ciudades donde no hay contenedores para todo tipo de reciclado, por lo que dificulta mucho a las personas con voluntad para hacerlo. Cuando todavía veo estas situaciones me alarmo. Este es uno de los motivos por los que las administraciones deberían hacer muchísimo más de lo que están haciendo.

Normalmente, la diferencia de precio de un producto, viene dada por la ley de la oferta y la demanda. Por esta regla de tres, si hay más demanda ¿Se espera que bajen los precios de este tipo de envases? Las empresas que se dedican al packaging de plástico, van a pasarse al compostable? 

Las materias primas y procesos de fabricación de productos compostables o sostenibles, tienen unos costes superiores a los de materiales como el PP o PE, este es uno de los motivos por los que los nuevos materiales son más caros.  Si que se irá adaptando el precio al volumen de producción, a mas volumen más rentable la producción y más se podrán ajustar los precios, pero lo que creo, que mas que bajar precios lo que sucederá es que se mantendrán durante un largo periodo de tiempo. Hay que tener en cuenta que además de tener un producto sostenible tienes que (para ser una empresa que respeta el medio ambiente) ser sostenible en los pocesos de producción de dichos productos, por ejemplo, en el caso de Duni toda la energía de nuestra empresa es renobable y tenemos un proyecto muy ambicioso de emisiones 0, es nuestra blue mision y responsabilidad corporativa. También es importante disponer de la renovación anual de los certificados de compostabilidad de cada uno de los productos. Todo esto conlleva unos costes que no compensarán por el momento, el aumento en el volumen de producción de envases sostenibles y eso hará que se tenga que mantener el precio.

¿Qué tipo de negocios de hostelería se han comprometido más hasta ahora con este tipo de envase?

Primero de todo las cadenas, tanto de hoteles como de restaurantes, ya que son los que tiene más consumo y están más regulados. Poco a poco se adhieren los negocios más pequeños o restaurantes y hoteles individuales.

¿Como empresa, que iniciativas estáis poniendo en marcha para ayudar al sector? ¿Trabajáis en colaboración con otras empresas de packaging?

Como empresa estamos impartiendo cursos gratuitos a empresas para formar e informar de las normativas, materiales a utilizar, gestiones de reciclaje, etc. También nos hemos formado e informado en esta nueva era Covid-19 para poder informar a todos los clientes de cómo pueden evolucionar en su negocio, complementarlo como estamos hablando con el delivery o el take away, dándoles ideas y claves para su desarrollo con una muy baja inversión.

Colaboramos activamente con entidades como Restaurantes Sostenibles, Cluster Packaging y de forma puntual, siempre que lo necesiten y nos lo soliciten con otras entidades como AECOC, marcas de restauración, restauración colectiva y muchos más a nivel tanto nacional como otros compañeros de forma internacional. Nuestra predisposición a poder ayudar al sector y la formación e información es total, ya que creemos en aquello que hacemos y transmitimos y entendemos que ahora más que nunca el sector necesita nuestra ayuda a nivel de conocimientos e ideas. 

¿Sabrías decirnos cuántas empresas en España os estáis dedicando a este producto?

Como empresas de packaging hay infinidad de ellas, a nivel de packaging sostenibles, que seamos fabricantes, hay relativamente pocas por lo grande que será el mercado, pero si hay muchísimas que venden productos importados.

¿Qué les diríais a los propietarios de negocio que no optan por el envase sostenible porque les encarece el producto?

Les hablaría de la nueva ley, la cual los obligará a eliminar una serie de productos de plástico que sí tienen alternativas, como son los cubiertos, pajitas, platos, agitadores y recipientes de alimentos, bebidas y vasos de EPS (poliestireno expandido), por lo tanto, habrá productos que sí o sí tendrán que cambiarlos si no quieren tener que pagar la multas que a partir del próximo año pueden llegarles.

Por otro lado, si es un negocio que está introduciendo el delivery por primera vez, éste coste ya tiene que venir reflejado en su escandallo. En estos momentos, para un menú completo, un packagins sostenible puede encarecer el producto en unos 30 o 40 centimos, que es algo que el cliente puede asumir perfectamente. 

También en estos momentos, y con la gran competencia de delivery que esperamos, puede ser un buen momento para cambiar la imagen de la empresa a través de un nuevo packaging demás calidad y personalizado,  informando de dicho enfoque al cliente.

Estamos viendo que los clientes se involucran y estan dispuestos a pagar un poco más por un envases sostenible, y apoyan más a los negocios que lo introducen en su delivery. 

Hay que pensar que dentro de poco, los restaurantes serán sostenibles o no serán, esta es la realidad. 

Gracias Nuria por tu tiempo y por vuestro trabajo hacia un mundo más sostenible. Des de Donde Como Eco, os apoyamos firmemente.

NO HAY UN PLANETA B

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba